La indicación Haz, y las caquitas

Bueno bueno, que tengo que agradeceros que me hayáis acogido tan tan bien, estoy muy contenta y os lo agradezco muchísimo.

Hoy os voy a contar cositas por petición popular, espero no defraudaros.

Hay una cosa que escucho con mucha frecuencia que suele decirlo la gente que insiste en que los perros-guía somos esclavo. Ellos insisten en que estamos tan esclavizados que nuestros compañeros humanos son los que nos obligan a hacer pis cuando les conviene, y que para eso existe la indicación Haz. Voy a explicaros lo que es dicha indicación.

Es cierto que existe una palabra, Haz, que para empezar hay que decir que no es una orden, es solo una indicación, nadie nos castiga si al oír esta palabra finalmente no hacemos pis porque no nos apetece, no es una obligación, nunca lo es.

Cuando voy trabajando con Ana, con mi arnés de guía súper centrada, a veces Ana nota, porque yo se lo indico, o porque cree que hace mucho tiempo que no hago pis, es en este caso cuando se utiliza la indicación Haz, que me indica que a pesar de ir con mi arnés puedo parar un poco y olfatear algún arbolito rápido para hacer un pis o lo que necesite, es para eso para lo que sirve la indicación Haz, como un permiso para interrumpir el trabajo si necesito hacer cositas.

Por supuesto cuando estoy de paseo simplemente de correa, o incluso suelta, nadie me dice nada que indique que puedo hacer los pises o las cacas que quiera, y de hecho a veces doy bastantes vueltas antes de decidirme a hacer pis, que Ana dice que no lo entiende porque tengo que tener ganas, pero soy una perra con mis manías, y nadie me castiga por ello.

Y ahora viene la parte de la petición popular, si, cuando hago caca Ana las recoge, siempre, tanto Ana como todas las personas ciegas que yo conozco.

Cuando yo paro a hacer mis cositas, no es la misma postura la que tengo para hacer pis que para hacer caca, para esto el lomo se arquea un poco más, así que cuando ya estoy agachada haciendo, Ana roza mi lomo levemente y así sabe, primero si hago caca o no y segundo donde estoy parada, de forma que cuando me levanto pues ella irá con la bolsa allí donde yo estaba parada, que será donde encuentra premio para recoger. Si, a veces me muevo y por eso Ana sabe que debe repasar un poco alrededor de lo que encuentre porque a veces la cosa queda un poco esparcida, que no se lo pongo siempre fácil jaja, pero si, aunque no lo vea recoge mis caquitas, y ya os digo, suelen hacerlo todas las personas ciegas.

Espero que después de esta entrada os quedéis un poco más tranquilos porque no, nadie nos obliga a nuestras necesidades al oír una orden ni nada parecido.

Vuelvo la próxima semana, espero que me sigáis acompañando

Una respuesta a “La indicación Haz, y las caquitas”

  1. Lo sabìa!!! Tu humana es limpia y buena persona y tiene mucha más vista que otros a los que les funcionan los dos ojos… bueno voy a ser un poco «rudo» y voy a decir los tres ojos porque cagar en alguno es poco.
    En fin mi perrilla preciosa, continúa con este blog y recuerda… un día podías contarmos cómo ves el mundo desde la altura de tus ojos y de tu nariz, porque tener la nariz donde alguno lleva el trasero o los pies, en mi oponión no debe ser un lujo… pero como sabes las opiniones son como los traseretes, que todo el mundo tiene uno y algunos apestan!!!
    Jajaja… miles de besos y lametazos!!!

Responder a Jorge G. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.